Comunismo

De ProleWiki, la enciclopedia proletaria
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El comunismo[nota 1] es una teórica sociedad caracterizada por la ausencia de clases sociales, de Estado y de producción de mercancías, resolviendo así las principales contradicciones del capitalismo. También se usa este término para referirse al movimiento cuya meta es alcanzar esta sociedad.

A una sociedad que haya alcanzado el comunismo se le llama sociedad comunista.

La abundancia material y las relaciones sociales resultantes de tal sociedad pueden resumirse en el lema: "De cada quien según sus capacidades, a cada quien según sus necesidades", que se popularizó con la Crítica del Programa de Gotha de Karl Marx de 1875.

En el primer volumen de El Capital, Marx lo menciona como "una asociación de hombres libres que trabajan con medios colectivos de producción y que despliegan sus numerosas fuerzas individuales de trabajo, con plena conciencia de lo que hacen, como una gran fuerza de trabajo social".[1]

Etimología

Antes de Marx, el término comunismo fue usado por muchos socialistas utópicos para describir una sociedad igualitaria idealista.

Su uso moderno casi siempre se remonta al uso del término por Karl Marx, donde introdujo el concepto de socialismo científico junto con Friedrich Engels. La teoría del socialismo científico describía al comunismo no como una idealista sociedad perfecta, sino como una etapa de desarrollo que tendría lugar tras un largo proceso político de lucha de clases. Marx, sin embargo, usaba los términos socialismo y comunismo de manera intercambiable, sin hacer distinción entre ellos.

Lenin fue la primera persona en darle distintos significados a los términos socialismo y comunismo. Al socialismo/comunismo de Marx se le pasa a conocer entonces simplemente como comunismo, y la "etapa de transición" que describía Marx pasaría a llamarse socialismo.

Lugar en el materialismo histórico

En la teoría de Marx del materialismo histórico, el comunismo representa el modo final de producción. Cada modo de producción está definido por sus relaciones de producción: la dinámica de clases, los métodos de explotación, los sistemas de intercambio, el nivel de desarrollo de los medios de producción, etc. El capitalismo está definido por la relación entre la burguesía y el proletariado, comúnmente llamada "dictadura de la burguesía". El socialismo está definido por la misma relación, pero en su lugar presenta una "dictadura del proletariado". El socialismo sigue teniendo dinámicas de clase y explotación, pero es el proletariado la clase dominante.[2]

En el comunismo no hay clases y, por tanto, no hay dinámica de clases. No tiene explotación y, por tanto, no tiene métodos de explotación. Aunque el comunismo jamás pretende ser el "fin de la historia", sí que es el modo final de producción, ya que todas las contradicciones de producción han sido eliminadas.[3]

Implementación

La implementación del comunismo se convirtió en un tema extensamente debatido después del éxito de varios movimientos comunistas. Casi toda la teoría comunista hace alusión al materialismo dialéctico e histórico, a la transformación socialista y al desarrollo socialista.

Engels escribió algo de teoría sobre la transición del socialismo al comunismo (ahora conocida como la extinción del Estado) en Anti-Dühring:

El proletariado toma el poder del Estado y transforma primero los medios de producción en propiedad estatal. Pero con eso se supera a sí mismo como proletariado, se supera todas las diferencias y antagonismos de clase, y, con ello, el Estado como tal Estado. [...] Desde el momento que deja de haber una clase que mantener en la opresión, desde que se suprime el dominio de clase y, al mismo tiempo, la lucha por la existencia individual fundada por la actual anarquía de la producción, desaparecen las colisiones y los excesos que de ello resultan; no hay ya nada que reprimir y que haga necesario un poder especial represivo, un Estado. [...] l Estado no “se suprime”, sino que se extingue.[3]

Friedrich Engels, Anti-Dühring (1878)


Stalin habla de este tema en su obra Problemas económicos del socialismo en la URSS:

Es necesario, ante todo, reducir la jornada de trabajo, por lo menos, a seis, y más adelante a cinco horas. Eso es necesario para que los miembros de la sociedad dispongan del tiempo libre suficiente para adquirir una instrucción universal. Para ello es necesario, además, implantar la enseñanza politécnica general y obligatoria, indispensable para que los miembros de la sociedad puedan elegir la profesión que más les guste y no se vean atados de por vida a una sola profesión. Para ello es necesario, además, mejorar radicalmente las condiciones de vivienda y elevar al doble, por lo menos, el salario real de los obreros y de los empleados, tanto mediante el aumento directo del salario metálico, como, sobre todo, mediante la rebaja sistemática de los precios de los artículos de amplio consumo. Tales son las condiciones fundamentales de la preparación del paso al comunismo.[4]

Iósif Stalin, Problemas económicos del socialismo en la URSS


El comunismo como ideología

El comunismo es a veces descrito como una teoría política: los marxistas tienen el marxismo, los darwinistas el darwinismo, y los comunistas el comunismo. Este uso del término suele darse por parte de liberales, aunque algunos comunistas han usado el término de esta forma también.

Referencias

Notas

  1. Del latín communis, "común, compartido"